viernes, 31 de octubre de 2014

Una noche de amor con el Dios del AMOR.

 Buenas noches mi amado Jesús, hoy deseo hablarte y también escucharte, lo que tu desea decirme.
Sé, que tu amor por todos nosotros es incomparablemente bello, algunos tenemos la felicidad de saberlo y saborearlo, pero muchos de tus hijos , ignoran cuan amado son por ti. mi dulce y gentil Señor.
Siempre esta en mis  labios hablarte de ellos, pedirte , que de alguna forma te hagas presente en sus vidas
¡Ellos te necesitan, mas que lo que ellos se imaginan!  Es como ser un poco egoísta tenerte tan solo para mi, si tu corazón , esta lleno de amor por todos sin excepción , tu misericordia se derrama desde tu Santuario, donde permaneces de día y noche para oírnos en nuestras inquietudes, dolores y penas.
¡Cómo no acudir a ti ! ¡Tú siempre nos atiende! Te manifiesta de mil maneras y nos habla a través de nuestro andar en la vida.
En la sonrisa inocente de un niño, las caricias de una madre, la preocupación de los que nos enseñan
tantos y tantos ángeles que estan a nuestro lado y nos socorren en un momento de angustia.
¡Que grato es tenerte en nuestras vidas!  ¡Que regalo, de amor inconmensurable, es oirte!

 Largo es el rio de la vida, y lo bueno es, cuanto tiempo podemos sentirte en nuestro corazón, ahora que estamos en esta la vida que nos toca. En este corto peregrinar y si no lo aprovechamos , se nos va y no lo tendremos ,¡Ya!
Que nos cesen nuestros labios de alabarte y bendecirte, mi Señor amado! Que siempre estés en nuestro pensamiento, y para aprovechar de decirte que nos guíes en esta marcha que tenemos que hacer para terminar lo que es para cada uno de nosotros.
¡Háblame, Señor Jesús , pongo todo mi ser y mi corazón para oírte
. Señor en esta noche del 31 de Octubre , imploro por todos los enfemos en sus hogares, hospitales y clinica, sed tu pasando por tus camas y cubriendolo con tu sombra para alivar tanto dolor.
Te presento a todo hijo tuyo entregado a la droga, se misericordioso con ese hijo tuyo que vive prisionero en el interior y no puede librarse de este flagelo , donde ha caido. En el silencio de sus oscuro mundo el tambien clama a ti. ¡Es tu hijo! ¡Ten piedad de el , Señor Dios padre de nuestro
Señor Jesucristo .
Te presento a todo hijo tuyo, que estos momento esta abandonando su cuerpo fisico, para ir en tu busca, iluminale, Jesus, su camino de retorno a la casa del padre. Que breve y suave el desprendimiento de tu casa corporal. ¡Bendito ,seas ,Señor!
Pongo en tu presencia a todo hijo tuyo sumidos en las tinieblas de la angustia y desesperación, envias ángeles que lo rodeen y espanten las tinieblas a su alrededor.
Todo esto te lo pido en el nombre de Jesucristo tu hijo amado en quien complaciste tu mirada y que comparte contigo la gloria eterna por los siglos de los siglos .Amén.  ¡Gracias, Señor!.